SOBRE ZAWY BEN ZIRÍ Y LA REFUNDACIÓN DE LA CIUDAD DE GRANADA

 

ZAWY BEN ZIRÍ

Zawy Ben Ziri, retrato. Fecha desconocida

Poco se sabe de Zawy Ben Zirí, general bereber mercenario de Almanzor y primer Emir del Reino de Granada. Y tampoco es mucho lo que se sabe sobre los orígenes de la ciudad a la que traslada la población desde la Cora de Ilbira, actual Atarfe.
La confusión confluye en el propio Zawy y en el origen de la ciudad: dos poblaciones conviven muy cerca con toponimia demasiado parecida: la Madina Ilbira de Atarfe y la Illiberry ibera en el Albaizín, a las que se suma el nombre de Municipium Florentinum Illiberitanum romano que suenan casi lo mismo. A todos éstos sucede el topónimo Gárnatha, que tiene reivindicaciones tanto judías como ziríes. ¡Demasiadas coincidencias para poblaciones a tiro de piedra¡. Y añadamos algunas confusiones más: el fruto de la granada es originario de Irán y la presencia del fruto es posterior a la llegada de la comunidad hebrea asentada en Granada a partir del siglo Vll. Bib Castar, epicentro fundacional, tiene algo que ver con la colina del granado, llamada también así por los ziríes. Como se ve y tal como suena, todo queda muy embrollado.
¿Fué, Zawi el protagonista del reasentamiento de la ciudad, o sólo del desplazamiento de la población desde Ilbira? La escasa duración de su reinado nos permite interponer serias dudas sobre su papel fundacional. ¿Tuvo tiempo de reforzar y reconstruir murallas y puertas, levantar su alcázar real?. ¿Intervino en la canalización del agua desde Ainadamar al Albaizín?.¿Ordenó de la nada la nueva madina con todos sus servicios, (baños, mezquitas, aljibes, tiendas, calles…)?. Poco tiempo tuvo para cumplir ese mandato del Poder que exije protegerse y proteger a sus deudos. Su figura aparece en claroscuro, desteñida por la falta de información y no deja de ser tan tenue como confusa, tan necesitada de un buen retrato como de fijar su papel, que ni las crónicas ni las investigaciones han podido poner en blanco. Salvo José Luis Serrano, con su meritoria novela “Zawi”, nadie hasta la fecha ha metido la nariz en el personaje principal del nacimiento de un Reino que durará casi cinco siglos rodeado de enemigos, celadas interiores y fragilidad máxima. Pero ni siquiera J. Luis Serrano eleva su altura al carácter de un héroe épico, por el contrario, en cierto momento el personaje se vuelve esquivo, desorientado o melancólico. Queda en la ambiguedad de su propia y atávica biografía, que ni el propio Serrano logra articular de forma suficiente, (raiz troncal judía, casado con judía)  pues el personaje se nutre de las crueldades del militar mercenario sin fe en sus gestas y de las mieles de un Poder incontestable que jamás saborea. Por desgracia ese vacío se nota en la novela donde la nueva ciudad relanzada a la historia prácticamente no existe.
Incoherente pudo ser su afiliación mercenaria a las órdenes de Almanzor, asesino interpuesto de su padre Manad, la destrucción y quema de Medina Azahara,  como que ya en declive, declinara sus obligaciones de nuevo mandatario granadino para reclamar unos derechos dinásticos perdidos al abandonar su Ifriquiya natal.
Para conocer hoy a Zawy Ben Zirí, padre fundador de un Reino del que este año se cumplen mil años, tendremos que inventarnos una historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s