LAS POETISAS DEL MILENIO (1) HAMDA BINT ZIYÁD AL-MUÁDDIB

220px-Shah_Abbas_and_Wine_Boy

La llegada de Ziryab,”el pájaro negro”  a la Córdoba califal  tuvo una importancia decisiva. Sus grandes conocimientos musicales y su experiencia en la enseñanza  renovaron por completo el panorama de la poesía, el canto,  la música  y la interpretación en Al Ándalus.  El instauró las Escuelas de Canto y junto a ellas la metodología del aprendizaje, la dicción, el conocimiento de la métrica, el respeto a la musicalidad interna de los poemas y un sinfín de conocimientos que con gran acierto supo sembrar en aquel contexto de esquemas tradicionales. De sus enseñanzas surgieron sin duda grandes escuelas de canto y no menos relevantes poetas y poetisas que siguiendo las trazas heredadas del gran maestro de Bagdad engrandecieron la poesía dela época e hicieron dar un salto hacia adelante la interpretación y creación musical. Es bien sabido que Los Califas y los Notables de la época gustaban de celebrar sus ágapes con la presencia de mujeres cantoras y poetas, que preparadas por las escuelas rendían un amplio servicio que alcanzaba altísima cotización.

De las más conocidas de la época fue HAMDA,  la de Guadix, hermana de otra famosa poetisa: Zaynad.  En el “Libro de las Banderas de los Campeones”, traducción  de Emilio García Gómez, ya se citan los versos de Hamda que describen el valle de Guadix, como otros versos suyos, en los que describe una doncella nadando en el rey Genil.  Hablamos del año  1057, siglo Xl fundacional del Reino de Granada.

“El amor de una mujer por otra es fenómeno extraño para el carácter árabe, pues aunque la homosexualidad masculina es tan frecuente, no se conoce ningún caso de lesbianismo en toda la historia de la literatura árabe. Sin embargo, Ibn Suhayd  (poeta cordobés del siglo X) nos informa de cómo las mujeres escanciadoras procuraban imitar a los mancebos vistiéndose trajes masculinos y cortándose el cabello. Existían también amazonas en Al Ándalus”. Henri Peres menciona también  a Hamda entre las poetisas del siglo Xl…

Doncella en el río

Revelaron las lágrimas mis secretos en un río:

Hay en  él huellas manifiestas de la belleza.

Serpea el río entre jardines;

Se balancean los jardines sobre la corriente.

Entre las gacelas un antílope humano:

Al desnudarse,  me arrebató el juicio.

Tiene unos ojos que adormece para algo

Y este algo me quita el sueño.

Cuando deja flotar sobre su talle las negras trenzas,

Contemplas la luna llena en el negro firmamento.

Como si la aurora tuviese muerto a su hermano

Y por el luto se vistiese de negro…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s